Buscar este blog

Txomin Pérez. Con la tecnología de Blogger.

Son molinos

Son molinos

25 + 1

29 de marzo de 2014



Ayer, sin ir más lejos, nos reunimos en el Seminario Menor Diocesano para celebrar los 25 años de la Escuela Diocesana de Tiempo Libre. Para los allí congregados fue un día para encontrarse, para el recuerdo, para el abrazo, para dar gracias por lo vivido, para celebrar la fe que nos une, para compartir...

Yo no he sido testigo de esta historia, pero si fue momento para rememorar la mía personal. Los recuerdos de cuando, de pequeño, me llevaron al grupo de Acción Católica de mi parroquia. El paso, como niño, y posteriormente como acompañante de niños... por un Tiempo Libre que sigo considerando como un espacio privilegiado. Un espacio privilegiado para la Evangelización, para la transmisión de valores, para la formación humana y espiritual de la persona. Porque el Tiempo Libre no es “tiempo perdido”.

Me reconozco en los grupos de nuestra Diócesis que “educan en el Tiempo Libre”. En la Acción Católica, en los Scout, en los grupos parroquiales o en los grupos de los colegios. Me reconozco, doy gracias a Dios por lo vivido en grupos parecidos... y pido que sigan siendo una realidad en nuestra Iglesia.

Este 25 aniversario... coincide con el primer aniversario del Pontificado del Papa Francisco,  desde aquella tarde en que se asomó, como sucesor de Pedro, al balcón central de la Basílica vaticana. Entre las cosas que nos ha dicho... hay una especialmente dirigida a los jóvenes: «Apostad por los grandes ideales, por las cosas grandes. Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Hemos de ir siempre más allá, hacia las cosas grandes. Jóvenes, poned en juego vuestra vida por grandes ideales». Pongamos nuestra vista en “lo grande”. Y vayamos a por ello desde “lo pequeño”. Desde cada niño y niña que acompañamos en nuestros grupos.

Y al Papa y a la Escuela: FELICIDADES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

En Ivox

En Twitter

Más leído