Buscar este blog

Txomin Pérez. Con la tecnología de Blogger.

Son molinos

Son molinos

Lo que no se puede, no se debe

30 de abril de 2012

«Ten cuidado con las armas... que las carga el Diablo» oía yo cuando era pequeño. Y bien clarito que me quedó. Las escopetas son artefactos a los que nunca hemos sentido mucho aprecio en mi casa. No parece suceder lo mismo en otras Casas.

Las desgracias no suelen venir solas... y tienen la fea costumbre de acompañarse las unas a las otras. Si un día nos desayunábamos con que un niño de 13 años se había pegado un tiro en un pie... a los pocos días almorzamos sabiendo que su abuelo (ya de edad avanzada) se había roto la cadera cazando elefantes en un sitio que me cuesta localizar en el mapa. Deberíamos andarnos con cuidado. Que las armas son peligrosas. Que hacen daño... y las carga el Diablo.

Palabra de Einstein

14 de abril de 2012

«No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla».

 

En Ivox

En Twitter

Más leído