Buscar este blog

Txomin Pérez. Con la tecnología de Blogger.

Son molinos

Son molinos

Tú puedes... no lo dudes

21 de junio de 2014



Te lo voy a decir bien claro... sin darle vueltas. Tú puedes ser motor de oportunidades para ti y para otros. Tú no debes esperar a que otros cambien las reglas del juego. Tú tienes que movilizarte, despertar, sumarte y participar. Tú tienes que hacer tuya la esperanza de quienes no la tienen... de quienes anhelan vivir con dignidad. Tú eres capaz de reinventar, recrear, recuperar. Tú sabes inventar espacios comunes de vida, de benevolencia, de justicia y de solidaridad. Tú puedes vivir con sencillez y construir, junto con otros, esperanza.

Es posible que estés pensando... en sacar a relucir aquellas palabras del Profeta Jeremías -«¡Ay, Señor, Dios mío! Mira que no sé hablar, que solo soy un niño»- y, por eso, te recuerdo la respuesta que le dio El Señor: «No digas que eres un niño, pues irás adonde yo te envíe y dirás lo que yo te ordene. No tengas miedo, que yo estoy contigo para librarte».

Hoy se te envía a vivir con sencillez y a construir espacios de esperanza. Y eso lo puedes hacer. No tengo ninguna duda. Lo haces posible... por ejemplo...

- Cuando te afanas en que tu hogar, tu comunidad, tu grupo... sea un lugar de acogida y fraternidad donde las personas vivamos y convivamos juntas.

- Cuando creas espacios comunitarios, solidarios y proféticos... que hacen realidad otro mundo posible.

- Cuando tu forma de relacionarte y convivir se basa en la generosidad, la solidaridad, el espíritu de cooperación y participación, la justicia y la gratuidad.

Sabes que puedes hacerlo. Solo te queda hacerlo... Sabes que puedes vivir en la Esperanza y contagiar la Esperanza. Solo te queda vivirlo.

También sabes que son muchas las cosas que oscurecen la esperanza de muchos hermanos tuyos: el paro, la pobreza, la pérdida de derechos, la falta de ayudas, la exclusión, el desamparo, la falta de futuro...

CÁRITAS también lo sabe. Y se empeña a diario en darle la vuelta a esta realidad. Cáritas Diocesana de Palencia te necesita. Piensa cómo puedes responder. Toda ayuda es agradecida y necesaria... Tu “tiempo”, tu “oración”, tus “carismas y saberes”, tu “colaboración económica”... Todo lo que puedas dar... es oro. Hasta lo poco.

Espacios de Esperanza

12 de junio de 2014



La caridad es un deber cristiano. CÁRITAS actúa -en nombre de la Iglesia- en la realización de obras caritativas y sociales, a través del compromiso de laicos, religiosos y sacerdotes. Cáritas mira a nuestra sociedad, desde la óptica de la pobreza y exclusión, y nos ofrece la necesidad de establecer retos y criterios de actuación necesarios.

En el contexto en el que vivimos prima en muchos casos el apoyo a las necesidades más urgentes, pero Cáritas no olvida nunca su apuesta por la promoción de la persona y los territorios, dentro y fuera de nuestro país. El compromiso decidido por los últimos y no atendidos nos debe llevar a reflexionar sobre los mecanismos de integración y promoción sobre los colectivos vulnerables y excluidos, la denuncia de las injusticias y sus causas, la formación y la sensibilización de nuestros agentes y del conjunto de la sociedad, la posibilidad de acciones coordinadas dirigías haca la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

La caridad no sólo es la expresión de ayuda a los más desfavorecidos sino también la actitud solidaria, reconocer la grandísima oportunidad de dejarnos ayudar por ellos. Una forma esencial de ser Iglesia.

Con la campaña para el DÍA DE LA CARIDAD de este año... “Construyendo espacios de esperanza”... Cáritas nos invita a transitar por los nuevos caminos de esperanza con los que se está demostrando que otro mundo ya es posible aquí y ahora y nos anima ser personas de esperanza y a hablar el idioma de la esperanza. Esta esperanza se fundamente en la presencia y la promesa de Dios por la cual “esperamos unos cielos nuevos y una tierra nueva donde habite la Justicia” (2P 3, 13) y es que quien ha sido tocado por el Amor de Dios empieza a intuir lo que quiere decir la palabra esperanza (Spe Salvi 27).

Podemos empezar por algo muy sencillo: Hablar un nuevo idioma. El idioma de la Esperanza.

 

En Ivox

En Twitter

Más leído