Buscar este blog

Txomin Pérez. Con la tecnología de Blogger.

Son molinos

Son molinos

Feliz Año Nuevo... viendo cada día el lado bueno de todo

30 de diciembre de 2011

En muchas ocasiones tengo la sensación de que nuestra programación televisiva consiste en una sucesión de buena publicidad interrumpida por muy malos programas. Me gusta ver anuncios... duran poco, están bien rodados, tienen buenos guiones... y algunas veces se convierten en pequeñas obras de arte.

Estas Navidades hemos podido gozar con un anuncio de una empresa de embutidos. Un grupo de los mejores cómicos de este país se reúnen en un cementerio para restañar heridas y para compartir un rato de charla y almuerzo. No tienen muy claro cómo “hacer humor” cuando a su alrededor todo es negatividad y malas noticias. Quieren hablar con su maestro -el gran Miguel Gila- y preguntarle... “¿se puede ver cada día el lado bueno de todo, con la que está cayendo?”

¿Se puede ver el lado bueno...? En mi opinión no es que “se pueda”... creo que “se debe” intentar ver el lado bueno.


Una feliz y sencilla Navidad

14 de diciembre de 2011

La austeridad debería ser una actitud que nos acompañara en nuestra vida en todo momento. Debería ser un estilo de vida asumido voluntariamente... no porque no nos queda otra, porque estamos en crisis, porque toca apretarse el cinturón... Y quién sabe... si hubiéramos sido austeros por naturaleza igual no estábamos como estamos.

Ciertas fechas en el calendario están asociadas al derroche. Y las marcadas en un “rojo consumo” bien radiante son las Navidades.

“Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir” es el lema de la nueva campaña de sensibilización de Cáritas que tiene como eje principal la propuesta de caminar juntos hacia un nuevo modelo social más humano, evangélico y justo. Se trata de una invitación a construir una sociedad nueva basada en la humanidad como una gran familia que se interpela y se cuestiona sobre la realidad de pobreza e injusticia que predomina en el mundo.


Cómo cambian las cosas

1 de diciembre de 2011

Habíamos escuchado tantas veces la palabra que creíamos que era nuestra de toda la vida. Aunque la realidad es que llevaba poco tiempo entre nosotros. La palabra “mileurista” fue acuñada en agosto de 2005 por Carolina Alguacil en una carta al diario El País titulada Yo soy ‘mileurista’, y desde aquel mismo día obtuvo una buena acogida y una rápida difusión entre los afectados... posiblemente por tratarse de una forma muy expresiva de describir la situación compleja y frustrante que vivían las personas cuyos ingresos rozaban los 1.000 euros al mes.
Además de a la situación económica, el concepto se refería a la alta formación académica exigida, pues con frecuencia para ser “mileurista” era necesario tener estudios superiores incluido algún máster, postgrados e idiomas... todo ello en un mercado laboral que no compensaba dicha preparación.

Era una situación indignante... Podíamos ver sin dificultad cómo en la España que jugaba en la Champions League de la economía mundial, donde se ataba a los perros con longanizas... “la generación más formada de la historia” (¡cuántas veces lo tuvimos que oír!)... no llegaba a cobrar 1.000 euros al mes.

En resumidas cuentas... En el año 2006 (según la Agencia Tributaria) había casi 11 millones de personas que ganan menos de 1.100 € al mes, lo cual suponía el 58% de los asalariados. Las comunidades autónomas con más mileuristas eran Extremadura (el 70% del total de asalariados), Murcia (el 67%), Canarias (65%) y Andalucía (64%).

Poco después... en 2007 y 2008 comenzó a venir “Paco con la rebaja”... acompañado de hipotecas subprime, de crisis ninja, de primas de riesgo, de activos financieros tóxicos y de crisis de deuda soberana. Y en estas estamos. En un país que en octubre tenía 4.360.926 parados.

En lo esencial y lo dudoso

21 de noviembre de 2011

Entre todas las preguntas que podemos hacerle a un niño, creo que no la hay más absurda, innecesaria y cruel que la de... “¿a quién quieres más? ¿A papá o mamá?” Pues bien habitual que es, y ya desde pequeños... nos habitúan a los “bandos”.

No me gusta el “blanco o negro”, el “conmigo o contra mi”, el “o por la derecha o por la izquierda”. Creo que hay muchos caminos, hay infinitas tonalidades de grises y de combinaciones de los colores básicos. Y en el abrir nuevos senderos, en la variedad, en el contraste... algunas veces en el “caos” y casi siempre en la “armonía” está la belleza.

Soy de la opinión de que nadie está en la posesión de la verdad absoluta. Creo que en las razones del que no piensa como yo... hay interpelaciones a mis razones. Creo que si pensamos de esta manera, difícil será que no lleguemos a acuerdos... en lo que sea.


¡Qué alegría!

2 de noviembre de 2011

El sábado 29 de octubre tuve el inmenso privilegio de pasar un rato con una buena representación de las religiosas de vida contemplativa de nuestra diócesis. De vuelta a Palencia, volviendo de La Trapa tenía una sensación de alegría... que todavía me dura.

Yo -creo que como la mayoría de hombres y mujeres de nuestro tiempo- soy poco de “contemplar”. Eso de estar todo el día enclaustrado, muchas veces en silencio, alabando a Dios, reflexionando y rezando por todo el mundo habido y por haber... se me hace cuesta arriba.

El ejercicio de la autoridad política

23 de octubre de 2011

El pasado 15 de octubre, millones de personas en todo el mundo reclamaron nuevas y éticas maneras de hacer en política y economía. Casi mil ciudades de los cinco continentes -80 en nuestro país- se unieron a la convocatoria. La sensación de indignación y hartazgo ya es universal... y sin entrar a discutir si los que se manifiestan son “galgos o podencos”... todos podemos estar de acuerdo en algunas cosas.

Por poner un ejemplo... es inadmisible e inmoral que, a la vez que familias son desahuciadas, veamos a directivos de entidades bancarias –intervenidas y saneadas con dinero público- adjudicándose millones de euros como premio por su “buena” gestión.

Al tiempo, vamos conociendo los candidatos a las elecciones del próximo 20 de noviembre. Serán 7 personas (3 en el Congreso y 4 en el Senado) las encargadas de trabajar por los intereses de todos los palentinos y palentinas... sin olvidarse del bien común de todos los españoles.

Pararse... a pensar

9 de octubre de 2011

Jueves 29 de septiembre. Vuelvo a casa. Acabo de ver la película El árbol de la vida. Muy rara a ratos, desconcertante por momentos... y una fascinante metáfora sobre la vida, sobre lo que es importante y sobre lo que no lo es. Es, como leí en una crítica, “una experiencia fílmica que, como la fe, se asienta más en la intuición que en la racionalidad; una dualidad que conforma toda la existencia humana y que por ello patentiza sus tensiones a lo largo del relato: mente y corazón, divinidad y naturaleza, padre y madre, sumisión y libertad, sufrimiento y gozo...”. Voy dando vueltas a todo el sufrimiento que hay en la vida del protagonista... y en la esperanza que nace del DIÁLOGO con su padre y con el PADRE... pero el Telediario me da un golpe de realidad.

En una parroquia de Madrid, Iván, de 34 años y con múltiples antecedentes penales, tras tirotear a Rocío, de 36 y embarazada de casi nueve meses, y a Mª Luisa, de 52... se ha suicidado ante el altar. Rocío ha muerto, Mª Luisa está muy grave... y el niño... Una cesárea de urgencia ha conseguido salvar su vida por el momento. El niño -que tenía que conocer a su madre en pocos días- tiene un futuro muy difícil. La policía ha encontrado en casa de Iván un papel en el que ponía “el demonio me persigue” y otro en el que afirmaba “no tengo para comer. No tengo trabajo”.

Ya está. Ya nació

25 de septiembre de 2011

Ya está, ya nació. Son las ocho y media de la mañana del 20 de septiembre... y ya veo los ojillos de esta niña. Mientras escribo estas líneas, la miro y remiro. Y me parece preciosa.

Nace una nueva Iglesia en Palencia. Por ahora no tiene los rasgos definidos, no se parece a nadie en especial. Bueno, sí que guarda algunos rasgos de su “madre”, la Iglesia en Palencia que tenía en su cabeza una imagen de la Catedral de Palencia. La que mimó e hizo crecer D. Amador Valderrabano.

Pero la “niña” quiere ir definiéndose poco a poco... quiere tener sus propias facciones, sus propios rasgos. Por lo que me ha dicho -en suaves balbuceos- quiere parecerse a todos y cada uno de los hombres y mujeres, niños, jóvenes, adultos y mayores... que viven su fe a diario en esta diócesis de Palencia.


 

En Ivox

En Twitter

Más leído